viernes, 26 de septiembre de 2014

Mini tartaletas de plátano, coco y lima. Sin azúcar, sin trigo.

Hoy estoy de cumple!!! Siiiiiii, este blog cumple 2 añitos!!! Estoy feliz!!! Cuando empecé no tenía ni idea de como hacer nada, la verdad, aún no se como hacer muchas cosas, jaja!!! pero poco a poco he ido aprendiendo, al menos lo imprescindible para que funcione. Y aunque nunca lo imaginé, después de dos años, aquí sigo, disfrutando, comiendo y compartiendo lo que me gusta con todos vosotros. Lo mejor, es que he conocido a gente realmente encantadora, divertida, y con ideas culinarias muy diferentes a las mías, lo cual es siempre enriquecedor. Lo más satisfactorio, saber que alguien te lee, que le gusta lo que haces, y el broche, cuando alguien te dice que hizo alguna de tus recetas, que le salió genial y que realmente, disfrutaron haciendo y después comiendo.
También quiero que esto sea una pequeña ventana, para dar a conocer una forma más sana de comer, sin dejar de disfrutar, porque por supuesto, el sabor importa.... y mucho. Y aunque seguiré haciendo y publicando cosas más comunes, me quiero decantar por reducir o eliminar azúcar, trigo, lácteos, que no sólo les vendrá bien a gente con alguna intolerancia, sino que nos va a sentar mejor a todos. Pero con un requisito indispensable EL SABOR.
Como algunos sabréis, el sabor del plátano asado, me vuelve loca, en esta ocasión le quise dar a estas tartaletas un toque tropical y fresco, de ahí el coco y la lima, pero tiene que ser una locura con chocolate, o sólo con el plátano, o sin plátano pero con mango... imaginación y gusto al poder...





Ingredientes:

Para la base:

- 250 de harina integral de espelta (algo más para espolvorear)
- 1 huevo
- 100 g. de mantequilla fría
- 40 g. de almendra molida
- 40 g. de coco rallado
- una pizca de sal
- 1/2 cucharadita de levadura
- 60 g. de sirope de ágave
*yo hice 2 tartaletas pequeñas y el resto de la masa lo usé para hacer galletas con forma de animalitos.

Para el relleno:

- Un plátano grande
- 150 ml. de leche de coco
- 2 huevos
- el zumo y la ralladura de 1 lima
- 2 cucharadas de sirope de ágave (si os gusta muy dulce podéis añadir un poco más)
* Con esta cantidad podéis hacer 4 tartaletas de 12 cm. Yo sólo hice 2 y con el relleno que me quedó lo metí en un molde sin base y lo puse al horno a la misma temperatura al baño María.

Preparación:

- Empezamos haciendo la base, para ello ponemos la harina de espelta en un cuenco, hacemos un hueco en el centro, y echamos el huevo, la mantequilla, la levadura, la almendra, el coco la sal y el sirope, lo mezclamos todo bien con las manos hasta integrar todos los ingredientes.
- Lo envolvemos en un papel film y lo metemos a la nevera 1/2 h.
- Sacamos la masa de la nevera, espolvoreamos un poco de harina de espelta y estiramos con un rodillo.
- Cortamos un par de círculos del tamaño de nuestros moldes, que tendremos engrasados, y los colocamos en los moldes ajustando la masa bien.
- Les ponemos papel de horno, y garbanzos encima para que no suba, y los metemos al horno precalentado a 180 grados unos 10 min.

- Mientras preparamos el relleno, para ello, ponemos un poco de mantequilla en una sartén y hacemos el plátano por ambos lados hasta que esté doradito, lo machacamos y lo reservamos. Batimos los huevos, les añadimos la leche de coco, el zumo y la ralladura de lima y el sirope. Incorporamos el plátano y mezclamos bien.
- Cuando las tartaletas ya hayan estado en el horno 10 min. las sacamos, les quitamos los garbanzos, metemos el relleno, y las volvemos a poner al horno otros 35 min.

Y a disfrutar!!!

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Delicioso y refescante zumo de Melón, Coco y Piña

Ya estoy de vuelta!!! Después de unas laaaaargas vacaciones, (porque eso si, cuando cojo vacaciones, las cojo buenas) ya estamos por aquí de nuevo. Que en realidad, aunque las vacaciones son geniales, y cuando tengo los niños en casa, después de todo el año escolar, me gusta estar por ellos y para ellos, y la verdad que un break a mí también me viene muy bien.
Pero después de tanto tiempo, ya me empieza a picar el gusanillo, las ganas de publicar, de visitar a mis compañeras blogueras, de compartir cositas ricas, como este zumo que os traigo hoy. Porque aunque Agosto se ha terminado, y ya tenemos la mente en modo ON sigue haciendo calor, y en aún siguen apeteciendo cositas ricas y fresquitas, y nada mejor que esta delicia de zumo, que además de rico, es refrescante y súper saludable, ya que sólo lleva fruta y agua de coco, nada de azúcar y endulcorantes ni cosas raras. Yo lo pienso seguir disfrutando mientras siga haciendo buen tiempo, que espero que dure, porque me encantan!!!! Tanto el zumo como el verano. Vamos a por el:








Ingredientes: (con estas cantidades nos sale un vaso de 450 ml)

- 1 rodaja de melón.
- 1 rodaja hermosa de piña fresca.
- 1/2 taza de agua de coco.
- El zumo de 1/2 lima (en esta ocasión, era una lima un poco seca, así que puse el jugo de la lima entera)


Preparación:(es mucho mejor si todos los infredientes están fresquitos de la nevera)

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, batimos ....

Y a disfrutar!!!!

miércoles, 25 de junio de 2014

M'HANNCHA o pastel marroquí de serpiente

Mañana cumplo 40 Toma ya!!! y creo que me van a encantar!! Me siento genial, cumplir años nos hace valorar más las cosas importantes, y desprendernos de las tonterías o de las cosas o situaciones que no nos gustan o no no hacen sentir bien, me siento más auténticamente yo, sin importarme si me juzgan o lo que los demás puedan pensar de mi, el tiempo es demasiado valioso para perderlo con trivialidades, al fin, tiempo es todo lo que tenemos...
Me siento fuerte, con energía y ganas de hacer cosas, de seguir aprendiendo, de disfrutar de los míos, de apreciar la belleza en las pequeñas cosas, de valorar las pequeñas alegrías del día a día, de vivir plenamente el momento, de saborearlo todo... todo, desde el tranquilo frescor de la mañana, cuando salgo a desayunar al jardín, con su envolvente silencio, al alboroto de mis hijos cuando juegan, desde una pequeña flor que abre por primera vez en uno de mis frutales, a la brisa del mar cuando salgo a correr temprano, desde la sonrisa sin dientes de mi hijo de seis años, a las ocurrencias impensables de mi hija de tres. En fin... la vida, que con todos sus retos, no deja de ser un regalo. Me encanta cumplir 40!!!!

Y después de mi reflexión de los 40 vamos con la receta, esta receta se la debía hace algún tiempo a María Luisa, del blog de cocinas y tacones, que un día la vio en la tele, y como no se acordaba de la receta hizo una maravillosa versión salada. Yo le dije que creía que la tenía, y aunque un poco tarde, aquí está.
Tengo que decir que aunque yo soy la loca del chocolate, esta tarta, me ha encantado, de hecho se ha convertido en una de mis favoritas hasta el momento. Tiene la textura crujiente del exterior, y una aromática y deliciosa mezcla delicada, y pegajosa en el interior. Ya se que últimamente lo digo mucho, pero tenéis que probarla, repetiréis.
La receta es del maravilloso Jamie Oliver, aunque esta versión está adaptada a lo que tenía en la despensa.






Ingredientes:

- 375 de mantequilla a temperatura ambiente y algo más para engrasar.(yo 250 g)
- 375 de azúcar y algo más para espolvorear. ( yo 250 g.)
- 3 huevos grandes mejor camperos u orgánicos.( yo solo 2)
- 375 de almendras molidas. ( yo 250 g.)
- 1 cucharada colmada de harina.
- la ralladura de 1 limón.
- la ralladura de 1 naranja.
- 50 g. de pistachos sin cáscaras picados. (yo usé almendra laminada)
- 4 cucharadas de agua de rosas. (yo 2 de agua de azahar)
- 10 hojas de masa filo (en mi mesa solo cabían 7)
- helado de vainilla o yogur natural de calidad para servir. (yo no tenía)
- 3 cucharadas de pétalos de rosa. ( los míos eran de geranio)

Preparación:

- Precalentamos el horno a 180 grados.
- En un cuenco grande, batimos las mantequilla con el azúcar hasta que estén completamente mezclados.
- Añadimos los huevos uno a uno, ahora tendrá un aspecto como cortado, pero no pasa nada.
- Añadimos la almendra molida y la harina, mezclamos bien.
- Finalmente, echamos las ralladuras de limón y de naranja, los pistachos (almendra laminada) y el agua de rosas ( o de azahar en mi caso)
- Colocamos una tira larga de las hojas de masa filo, en una superficie de trabajo grande y limpia. Las ponemos solapando unas sobre otras unos cm.
- Con una cuchara vamos colocando el relleno lo más uniforme que podamos lo largo del borde que está más cerca de nosotras, dejando un borde de unos 8 cm. sin relleno. Esparcimos por encima la mitad de los pétalos de rosa.
- Con cuidado y empezando por uno de los lados, doblamos sobre el relleno el borde más corto a lo largo de toda la tira de masa, hasta que el relleno quede cubierto.
- Entonces, con mucha delicadeza, enrollamos la masa bien ajustada al relleno. Tenemos que trabajar con rapidez para evitar que la masa se seque.
- Doblamos hacia abajo los extremos y enrollamos la serpiente sobre si misma.
- Con mucho cuidado la pasamos a un molde engrasado.
- la metemos al horno precalentado a 180 grados unos 40, 45 min.
- Esperamos que se enfríe, la espolvoreamos con azúcar glas y el resto de los pétalos...

Y a disfrutar!!!

jueves, 5 de junio de 2014

Hamburguesa de cordero, hierbabuena y feta o la hamburguesa más rica del mundo.

Esta si que la tenéis que probar, que rica!!! la mezcla de sabores, aunque es todo un clásico no la había probado en hamburguesa, y la verdad, es que se ha convertido en mi favorita, vamos que la repetiré muchas veces. Tiene el particular sabor del cordero, que combina de manera ideal con la hierbabuena, y con el añadido del sabor salado y delicioso del queso feta, estarás en el cielo en cada bocado. Si además la acompañas con un buen pan casero, recién hecho, lo dicho, la hamburguesa más rica que he probado.






*Basada en una receta de Sarah Graham.

Ingredientes:(con estas cantidades salen 6 hamburguesas)

- 800 g. de cordero picado.
- Sal y pimienta negra recién molida a gusto.
- 1 cucharada de semillas de cilantro molidas.
- Un buen puñado de hierbabuena fresca.
- 150 g. de queso feta, troceado.
- 6 hojas de lechuga hoja de roble.
- 6 rodajas de tomate.
- 6 panes de hamburguesa caseros (un día de estos, subo la receta)
- Unas hojas de hierbabuena y un poco más de feta para acompañar.
(está tan rica, que no necesita ningún tipo de salsa).

Preparación:

- Extendemos la carne picada en un plato grande, la espolvoreamos con la sal, la pimienta negra y las semillas de cilantro machacadas, repartiéndolo bien por toda la carne.
- Añadimos el queso feta troceado y la hierbabuena picada.
- Con las manos, lo mezclamos todo bien, y damos forma a las hamburguesas, apretando bien la carne, para que luego no se deshagan.
- Las metemos a la nevera y las dejamos reposar 30 min.
- Cuando hayan reposado las hacemos a la barbacoa, unos 4 min. por cada lado.
- Las montamos en el pan, con una hoja de lechuga, una rodaja de tomate, unas hojas hierbabuena fresca y un poco más de queso feta.

Y a disfrutar!!!!


martes, 20 de mayo de 2014

Magdalenas en forma de gallina para el cumple de Duna

Duna acaba de cumplir 7 años, y aunque Noa, que es mi niña, tiene 3, para ella es "su mejor amiga del mundo" así es que estaba como loca, por hacerle unas magdalenas para su cumple, que además es algo que le encanta hacer. Yo le propuse que le hiciéramos unas gallinitas, ya que a Duna le encantan, (este año les pidió a los reyes tres gallinas ponedoras) Noa estaba tan emocionada, que, aunque le dije que era una sorpresa y que no le dijera nada a su amiga, no se pudo resistir, y nada más la vio se lo soltó. Por suerte estaba yo por el medio, y la interrumpí en pleno momento "me voy de la lengua" de manera que la otra no pudo oír nada de lo que dijo.
Así que, que finalmente sí que fue una sorpresa, a Duna, le encantaron, así como a todos los que estaban en el cumple. Y Noa Súper contenta de haber ayudado a hacerle a su súper amiga estas gallinitas tan graciosas y ricas.
Además encontramos la manera de conseguir el color amarillo sin usar colorantes artificiales, que como sabéis no me gustan nada, especialmente si lo van a comer los niños.








*Idea sacada de la revista Pastelería Creativa.

Ingredientes:

Para la magdalena:

- 80 ml. de aceite de oliva suave.
- 125 g de azúcar.
- 2 huevos.
- 2 plátanos pequeños.
- 125 g. de harina.
- 2 cucharaditas de levadura química.
(estas cantidades eran para 12 magdalenas, pero llené demasiado los capazos de papel, me quedé corta y tuve que hacer más)

Para el glaseado:

- 80 g. de mantequilla.
- Un melocotón.
- 150 g. de queso de untar.
- 1/2 taza de azúcar glas.
- Caramelos de goma rojos y naranjas.
- Chips de chocolate (yo no tenía y me tuve que poner a cortar chocolatinas)

Preparación:

Magdalena:

- En un bol, mezclamos el aceite y el azúcar hasta tener una masa suave.
- Añadimos los huevos uno a uno, y seguimos mezclando hasta integrarlos.
- Incorporamos los plátanos chafados.
- Echamos la harina y la levadura tamizadas y la mezclamos con movimientos suaves y envolventes.
- Los ponemos en los moldes de papel y llenamos a 2/3 de su capacidad.
- Lo metemos el horno precalentado a 180 grados de 20 a 25 min, o hasta que al meter un palillo salga limpio.
- Las dejamos enfriar.

Glaseado:

- Ponemos la mantequilla a derretir en un cazo con el melocotón cortado hasta que esté blandito.
- Lo batimos bien hasta quede una crema suave.
- Lo dejamos enfriar completamente para que vuelva a coger consistencia.
- En un bol, mezclamos el queso de untar, la crema de melocotón y mantequilla enfriada y el azúcar glas, y lo batimos con las barillas eléctricas unos segundos.

Montaje:

- Cubrimos cada magdalena con el glaseado.
- Colocamos dos chips de chocolate en cada para los ojos.
- Cortamos los caramelos rojos por la mitad, y con tres mitades formaremos la cresta.
- Cortamos los caramelos naranjas por la mitad, y ponemos dos, uno encima de otro, para hacer el pico.

Y a disfrutar como niños!!!

jueves, 8 de mayo de 2014

Keftas especiados de ternera y hierbabuena

Hay un par de días a la semana, en los que como totalmente sola, mi pareja no está y los niños se quedan en el cole. Y aunque me encanta compartir mi tiempo con ellos y disfruto plenamente de su compañía y de sus cosas, la verdad es que comer, lo que se dice comer... es en estos días en los que disfruto a conciencia con mi comida, lentamente, sin interrupciones, sin tener que levantarme a por más agua, o más zumo, y pendiente sólo de mí y de mi comida, sin que nadie me diga, mama ayúdame, sin tener que decir, como cinco veces en un minuto, deja a tu hermana comer tranquila, o no molestes a tu hermano, o siéntate para comer, sin que te corten tres veces antes del tercer bocado, o mil cosas más que seguro que los que tenéis niños pequeños entendéis sin que diga una palabra más. En fin, mi maravilloso plato, el silencio y yo, totalmente centrada en disfrutar cada bocado. Y este es el plato favorito por excelencia, el que escojo para esos momentos de intimidad entre mi comida y yo. Se hace rápido, por lo que puedo hacer muchas cosas más con mi día, y cada bocado está lleno de sabor, cada bocado es una fiesta para las papilas,tiene el sabor de las especias, la frescura de la hierbabuena, que me encanta, la textura sedosa de la salsa de yogur, la chispa ácida del limón y el puntito gamberro del tabasco, yo no me canso, lo repito semana tras semana como un ritual, cuando el momento de la comida se convierte en "mi momento".









También es ideal para llevar.

Ingredientes:

Para el Kefta.

- 500 g. de carne de ternera picada. (yo siempre escojo la que me gusta y le pido al carnicero que me la pique)
- 1 cucharadita de jengibre molido.
- 1 cucharadita de comino molido.
- 1 cucharadita de pimentón molido.
- 1 diente de ajo bien picadito.
- 1 puñado de hierbabuena fresca.
- Sal a gusto.
- Pan plano o pita.

Para la salsa de yogur:

- 1 yogur griego.
- Sal y pimienta a gusto.
- El sumo de 1/2 limón.
- 4 o 5 tomatitos cherry troceados pequeñitos.
- Un trozo de pepino bien picadito.
- Un buen puñado de hierbabuena fresca cortada muy pequeñita.
- Salsa tabasco.

Preparación:

- Extendemos la carne con una cuchara de manera uniforme.
- Espolvoreamos por encima, la sal,el ajo, el jengibre, el comino y el pimentón.
- Repartimos de manera uniforme la hierbabuena picada.
- Doblamos la carne sobre si misma, y echamos sal en la parte que había quedado abajo.
- Mezclamos bien la carne con todos los ingredientes, metiendo las manos y dándole un buen masaje.
- Hacemos una bola y la dividimos en partes, dándole forma con las manos (con estas cantidades a mí me salen 8)
- Ponemos una sartén con un chorro de aceite, y cuando esté bien caliente, metemos los keftas.
- Cuando se doren por un lado, vamos dándoles la vuelta para que se hagan por todas partes.
- Mientras hacemos la salsa, para ello mezclamos el yogur con todos los demás ingredientes y listo.
- Calentamos pan plano o pita ponemos dos Keftas, los cubrimos con la salsa, echamos unas gotas de tabasco...

Y a disfrutar!!!

jueves, 24 de abril de 2014

Arroz con leche de coco y pasas. Sin lactosa, sin gluten y sin azúcar

Así da gusto cuidarse, un postre, desayuno o merienda, rico, lleno de energía y apto para todos. He combinado las leches de coco y arroz para la elaboración de este arroz con leche, porque son ligeras, se digieren fácilmente, y tienen un toque dulce, además las pasas también aportan dulzor, así que con poco que añadamos tendremos un sabor dulzón muy rico, sin ser excesivo, para aportar ese poco que le falta he elegido sirope de ágave que tiene un indice glucémico bajo, es tolerado por diabéticos y es mucho más saludable que el azúcar.
Por supuesto, tiene que ser rico, y eso también lo tiene, es cremoso, un ligero sabor a coco, canela y el puntito ácido y refrescante cuando encuentras un trozo de lima, sin olvidarnos de las pasas. Yo lo repetiré seguro, espero que vosotros también.
Es una forma estupenda de obtener energía y sabor, pero prescindiendo de estas otras cosas que a veces no nos sientan bien.











Ingredientes:

- 500 ml. de leche de coco (yo uso una que viene en pasta y hay que trocearla y añadir agua caliente)
- 500 ml. de leche de arroz.
- 110 g. de arroz bomba.
- 2 ramas de canela.
- la piel de una lima ecológica.
- 2 cucharadas soperas de pasas sultanas.
- 4 cucharadas de sirope de ágave.
- Canela en polvo a gusto.

Preparación:

- Ponemos los dos tipos de leche en un cazo a calentar con las ramas de canela y la piel de lima.
- Cuando empiece a hervir añadimos las pasas, el sirope de ágave y el arroz. (probamos para comprobar que el dulce está a nuestro gusto, si no, añadimos más ágave)
- Lo movemos un poco para que se separan los granos, y lo dejamos hervir a fuego lento unos 20 o 25 min. o hasta que el arroz esté tierno.
- Lo emplatamos, dejamos enfriar, espolvoreamos con la canela, adornamos con unas pasas más (opcional)

Y adisfrutar!!!