martes, 3 de mayo de 2016

Súper desayuno de chía, cacao y frutos rojos

No se si habéis oído hablar de la chía, pero está considerado un súper alimento, es decir, que contiene mayor cantidad de nutrientes que otros alimentos. En este caso, la chía es rica en proteína de origen vegetal, por lo que es genial para deportistas, y para dietas altas en proteína, ácidos grasos omega 3, calcio, antioxidantes y fibra. Absorbe 10 veces su peso en agua, por lo que es muy saciante, al mezclarla con líquido y dejarla reposar, adquiere una textura gelatinosa, por lo que es muy interesante, a la hora de dar consistencia. Hoy os la traigo dulce, ideal para el desayuno, o incluso como postre.
Tu estarás tomando algo apetitoso, chocolateado y rico, mientras cuidas tu cuerpo y lo llenas de cosas buenas, además llena bastante, ayuda a mantener controlados los niveles de azúcar en sangre y alimenta tus músculos. Yo se que todo esto suena muy bien, pero te apetece? A mi si.








Ingredientes:

  • Un vaso de leche de coco.
  • 1/4 de la medida del vaso de semillas de chía.
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo.
  • 1 cucharada sopera (o a gusto) de miel o azúcar de flor de coco.
  • Un trozo de jengibre rallado.
  • Una pizca de cardamomo molido.
  • Una pizca de clavo molido.
  • Una pizca de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • Un puñado de frutos rojos al gusto. Yo puse moras, arándanos, fresas y grosellas.
Preparación:
  • Ponemos a calentar la leche de coco con el cacao, el azúcar de flor de coco, la canela, el clavo, el cardamomo, la cúrcuma y la canela, lo justo para que se disuelva el azúcar y se mezclen los ingredientes.
  • Añadimos el jugo que suelta el jengibre rallado.
  • Lo vertemos sobre las semillas y lo dejamos reposar al menos 15 minutos.
  • Colocamos los frutos rojos por encima... Y a disfrutar!!!

martes, 26 de abril de 2016

Helado instantáneo de Fresa (sin lacteos)

Que ganas tenía de que hicieran días buenos y un poquito de calor, no es que no disfrute todo tipo de día, pero la verdad, cuanto me gusta el sol!!!
Además mis niños estaban deseando de que los dejara comer helados, y como no, aquí está la mami inventado la manera de hacerlos mucho más sanos.
Lo mejor es que (si tienes las fresas congeladas) está listo en un momento y es súper fácil.






Ingredientes: (para 2)

  • 12 fresas troceadas y congeladas.
  • 200 ml de leche de coco, de la de lata.
  • 2 cucharadas de miel.
  • rodajas de plátano, bayas de goji (en MTC, tonifican el yin de Riñón) y menta (para adornar y disfrutar)
Preparación:
  • Ponemos todos los ingredientes en el baso de la batidora y batimos!!! No puede ser más fácil!!!!. Al principio costará un poco, pero tú insiste.  Y a disfrutar!!!
Puedes ponerlo al congelador o a la heladera para que quede con más consistencia de helado, pero mi muñeca y yo (para que nos vamos a engañar) teníamos tantas ganas de meterle la cuchara, que así mismo nos pareció divino.

jueves, 21 de abril de 2016

Tajín de cordero con guisantes y limones en conserva

Como lo prometido es deuda, aquí os traigo un plato donde podéis usar los limones en conserva de la entrada anterior. Los limones en conserva le dan un toque maravilloso, a esta combinación deliciosa de cordero, guisantes, especias y hierbas frescas, el mimo y la forma de cocción a fuego lento, lo convierten en un tierno y jugoso manjar, las especias y el limón le dan un toque exótico, que garantiza el éxito y las ganas de repetir.
Finalmente tenemos un plato de cocina tradicional, mediterránea y saludable, que no dejará indiferente a nadie.









Ingredientes:

  • Una paletilla de cordero de 1.5 kg deshuesada y cortada a trozos.
  • 1 cebolla finamente picada.
  • 2 dientes de ajo finamente picados.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido.
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida.
  • 1 puñado de cilantro fresco.
  • 1 puñado de perejil picado.
  • 1 puñado de menta fresca picada.
  • 1 1/2 limón en conserva
  • 200 g. de guisantes (mejor frescos)
  • Aceite de oliva virgen extra y sal a gusto.
  • 200 ml. de agua
Preparación:

  1. Calentamos el aceite en una cazuela a fuego fuerte, y vamos dorando el cordero por tandas, añadiendo un poco de sal, y aceite si fuera necesario, lo apartamos y reservamos.
  2. Bajamos el fuego, y en la misma cazuela rehogamos la cebolla unos minutos hasta que esté dorada y blanda.
  3. Añadimos el ajo, el comino, el jengibre, la cúrcuma y los salteamos unos segundos, echamos el agua, mezclamos bien, con el resto de ingredientes, y añadimos el cordero. Lo tapamos y dejamos cocer a fuego lento 1 hora y diez minutos.
  4. Cortamos los limones en conserva en tiras finas, desechando la pulpa, los añadimos a nuestro tajín, así como los guisantes. Volvemos a tapar y lo dejamos a fuego lento unos 5 o 10 minutos más, (hasta que los guisantes estén tiernos)
  5. Al momento de servir cortamos las hierbas y las espolvoreamos sobre nuestro plato, y a disfrutar de lo lindo!!!!

viernes, 15 de abril de 2016

Limones en conserva marroquíes

Como muchos sabéis, me encanta indagar en otras cocinas y otras culturas, y en la cocina marroquí he encontrado un mundo maravilloso lleno de sabores, aromas, especias y matices, hoy quiero compartir un ingrediente, que se usa en muchos platos de la cocina marroquí, pero que no es fácil de encontrar por aquí, así que como yo suelo decir, si no lo encuentras, hazlo tu mismo. Dan un sabor delicioso a los platos y muy particular.












Ingredientes:


  • 10 limones ecológicos, sin cera.
  • sal
  • 1 cucharada de granos de pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • una rama de canela
  • el zumo de 2 limones
  • un tarro de cristal esterilizado
Preparación:

  1. Usaremos limones de temporada, y sin cera, si no los puedes conseguir, entonces tendrás que retirar la cera con un cepillo y agua caliente. Es mejor que los limones estén un poco firmes.
  2. Cortamos los limones en cuartos partiendo de la parte del tallo, hasta casi la base, pero sin cortar del todo.
  3. Ponemos media cucharadita de sal en el centro de cada corte, y los vamos metiendo en el tarro hasta que esté lleno.
  4. Añadimos 3 cucharadas de sal más, los granos de pimienta, la rama de canela, las hojas de laurel, el zumo de limón, y cubrimos con agua hirviendo. Lo cerramos y lo agitamos.
  5. Lo guardamos en un sitio oscuro durante 4 semanas, agitamos el bote todos los días para que se mezcle todo bien.
  6. Después de 4 semanas ya los podemos usar, para ello, sacamos uno con un tenedor, desechamos la pulpa, lo lavamos, cortamos la cáscara en tiras,  la añadimos a nuestro plato. Y a disfrutar!!!
Próximamente un plato rico rico para darles uso

martes, 12 de abril de 2016

Quinoa con pimientos asados a la leña y queso feta


Hoy os quería hablar de la quinoa, algunos dicen que es un cereal, aunque también hay quien dice que es un fruto, el hecho es que es un alimento de lo más interesante para la salud y con muchas propiedades, para empezar no tiene gluten, por lo que es apto para celíacos, tiene un índice glucémico muy bajo, por lo que también es ideal para la gente que tiene diabetes, muy rico en proteína y hierro, lo que la convierte en una opción genial para vegetarianos, deportistas o personas que quieren hacer una dieta rica en proteína, da mucha energía y aporta fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc además es rica en vitaminas del grupo B, contiene mucha fibra soluble, por lo que combate el estreñimiento, reduce la tensión arterial, y por su contenido en ácidos grasos omega 3 y omega 6 ayuda a mantener a raya el colesterol, y por si todo esto fuera poco, está riquísima, se puede combinar con infinidad de cosas y está lista en un momento. Si todavía no lo tienes claro, mira la foto, y cuando se te haga la boca agua, sabrás de lo que estoy hablando, jaja!!!









Ingredientes:

  • 2 tazas (de las de café )de quinoa
  • 2 tazas  y media (de las de café) de agua.
  • 1/2 cebolla morada cortada a cuadraditos.
  • 10 aceitunas de tu elección troceadas.
  • 10 tomates cherry troceados en cuartos.
  • 150 g. de queso feta desmenuzado.
  • 150 g. de pimientos asados a la leña troceados.
  • sal a tu gusto (considerando que el queso y las aceitunas ya son salados)
  • aceite de oliva virgen extra y vinagre de manzana, también a tu gusto.
Preparación:
  1.  Ponemos la quinoa con el agua fría, a fuego fuerte, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego, echamos una pizca de sal, tapamos y dejamos que se consuma toda el agua, entonces estará lista.
  2. Mezclamos la quinoa cocida con el resto de ingredientes.
  3. Aliñamos con la sal, aceite y vinagre de manzana.
  4. Y a disfrutar!!!!!


sábado, 16 de enero de 2016

Sopa de pollo con leche de coco o "Tom kha kai"

¿Que tal estáis? Yo, encantada de volver a mi rutina, que llega un momento en que las tan ansiadas fiestas, se vuelven excesivas y estás deseando retomar el control de tu día a día. La rutina puede ser lo más tedioso del mundo, o algo genial que da estructura a tu vida, supongo el secreto para no cansarse de ella es que hayan bastantes cosas que te guste hacer, e incorporar de vez en cuando algo nuevo que le de algo de chispa. Para mi esto es fundamental en la cocina, cuando eres alguien que cocina cada día por obligación, se me hace totalmente necesario, experimentar con platos y sabores nuevos, coquetear con otras culturas y sus especias, buena prueba de ello es el plato que os traigo hoy, esta sopa de la cocina tailandesa, está llena de aromas, es cálida y fresca a la vez, tiene la suavidad del coco, la frescura de las hierbas, la delicada acidez de la lima, y el toque travieso de la guindilla, a mi, me ha encantado, y en casa la repetiré muchas veces, de hecho, se ha convertido en una de mis sopas favoritas. Ojalá la disfrutéis tanto como yo.














*Otra cosa que ha irrumpido en mi rutina, son estos pequeños landronzuelos, tres crías y su madre, que han aparecido en mi casa como por arte de magia, y que hacen que sea todo un reto el poder hacer mis fotos antes de que ellos me roben la comida, bueno, supongo que esto, solo hace el momento algo más interesante. Jaja!!!


Ingredientes:

* 500 ml. de caldo de pollo.
* 400 ml. de leche de coco.
* 2 dientes de ajo machacados y sin piel.
* 1 guindilla grande (el plato original lleva al menos tres, pero yo no soy tan valiente)
* 4 rodajas finas de jengibre (en realidad debería se galangal, pero yo no lo he encontrado)
* la ralladura de 1 lima (mejor si puedes encontrar hojas de lima kafir 4 hojas sin el tallo central)
* 1/2 cebolla grande o una pequeña cortada en cuadrados grandes.
* 2 tallos de limoncillo o hierba limón.
* 1/2 kg. de pollo troceado, mejor la parte del muslo que es más jugosa.
* 10 champiñones portobello (la receta original, champiñones ostra)
* un puñado de cilantro fresco.
* 1 cucharada de salsa de pescado thai.
* el zumo de una lima.
* sal a gusto.

*La receta original la encontré en cocino thai.

Preparación:

- Ponemos a calentar el caldo de pollo con la leche de coco, cuando empiece a hervir, pondremos el ajo, la cebolla, la ralladura de lima, el jengibre troceado, la guindilla troceada sin semillas ni hebras, el limoncillo que lo habremos chafado un poco, quitado la punta y la capa exterior que es más dura, y cortado en trozos.
- Lo dejamos hervir un minuto y añadimos el pollo,la sal, un par de minutos después, los champiñones, dejamos hervir tres minutos más y apagamos el fuego.
- Con el fuego apagado, echamos la salsa de pescado y el zumo de lima.
- Lo servimos en un cuenco y ponemos el cilantro fresco encima.

Y a disfrutar!!!!

martes, 22 de diciembre de 2015

Navidades sin gluten, Roscos de anís.

No se si a alguien le pasa, pero cuando tienes alguna intolerancia, en este caso, yo le tengo al gluten, y llega Navidad, te apetece comer algún dulce típico navideño, vas por ahí mirando en todos los sitios donde venden dulces típicos, a ver si tienes suerte y encuentras algo sin gluten, no sabría ni decir cuantas vueltas he dado, o en cuantos sitios he mirado, pero resulta muy difícil encontrar dulces navideños sin gluten, o si por fin consigues encontrarlos, son a unos precios casi prohibitivos, así que como yo siempre digo, si no los encuentras... hazlos tu mismo. Aquí os dejo una versión, que aunque la textura no es igual que la de los originales, tienen todo el sabor a Navidad, y, me atrevería a decir que son incluso más ricos que los que venden. Según el tiempo que los dejes en el horno puedes conseguir un rosco más durito, o algo crujiente por fuera y tierno y mullido por dentro, en cualquier caso.... delicisos!!!!









Para darles un toque todavía más navideño hice algunos con forma de copo de nieve, que además, a los niños, les encanta.

Ingredientes:

* 200 g. de harina de almendra (almendra molida)
* 100 g. de harina de arroz.
* 120 ml. de aceite de oliva suave, que freiremos con semillas de anís para aromatizarlo.
* 75 g. de azúcar moreno de caña o azúcar de coco.
* 10 ml. de anís dulce.
* 75 ml. de moscatel.
* La ralladura de 1 limón.
* 1 cucharadita de semillas de anís.
* 1 cucharadita de semillas de sésamo.
* 1 cucharadita de canela en polvo.
* Estevia en polvo para adornar.

Preparación:

- Primero freímos es aceite y lo dejamos enfriar.
- Mezclamos las dos harinas en un cuenco, echamos el aceite frito ya frío y colado.
- Añadimos el resto de los ingredientes, azúcar, anís dulce, moscatel, ralladura, semillas de anís, sésamo y canela.
- Lo mezclamos todo, hasta que esté totalmente integrado.
- Estiramos la masa con un rodillo y cortamos con un cortador, la masa al no tener gluten, se desmoronará un poco, la volvemos a compactar, la estiramos otra vez, y volvemos a cortar, así hasta terminarla.
- Vamos poniendo los rosquitos, copos, corazones o lo que queramos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, y lo metemos al horno precalentado a 180 grados unos 12 min. o hasta que estén doraditos. Recuerda cuanto más tiempo, más duro y crujiente, cuanto menos, más esponjoso por dentro.

Y a disfrutar!!!! Felices Fiestas a todos!!!